La historia del “Peine de oro”

La primera Muestra Internacional del Peinado nació en 1965, en ese pueblo asturiano tan hermoso que es El Entrego bajo la feliz iniciativa de Odón Vallina y su familia, denominando a este festival con el nombre de “Peine de Oro Vallina”.

La misión de este festival no es solo la de establecer una competición, sino fundamentalmente la de estimular, divulgar y despertar el interés por la peluquería, su problemática y avances en todos los peluqueros inquietos e innovadores.

Odón Vallina siempre tuvo claro que la calidad, la belleza y el arte se simbolizan con un peine de oro, un útil de trabajo realizado en una materia noble, pero que queda realmente ennoblecido al ser utilizado por la mano de un profesional. El primer Peine de Oro fue otorgado en 1972 a Raúl Garrido de Asturias.

Durante unos años se celebro en Asturias, El Entrego, La Felguera, Gijón, Oviedo, luego en la inquietud incansable le llevo fuera de Asturias, a León, en 1981, y como no, a Madrid en 1983, con la colaboración de profesionales tan importantes como Carlos Martín, Eulogio Núñez, Llongueras, Rupert y un largo etcétera. Y participando gente de países como Francia, Alemania, Portugal, Italia, Japón, USA, etc.

A partir de su XXX edición se le da un nuevo impulso, junto a la Fundación OMAT (Organización Mundial de las Artes y las Técnicas) como miembro coordinador de este evento, y es que se otorga al profesional que, por su acreditada trayectoria bien avalada, y que un jurado cualificado considera merecedor de dicho galardón por su labor artística, creativa, innovadora, formativa, y, en general, ejemplar.